News | Trabajando desde la Nau Bostik

Federico Garcia Lorca y Manuel de Falla iban de paseo por una calle granadina, cuando una canción antigua, “levantada con brío frente al tiempo”, salió de una habitación vacía “sin un cuadro, como una máquina de vivir del arquitecto Corbusier”. Lorca desplaza el habitar al traducir libremente (y políticamente) la machine à habiter del arquitecto suizo cómo máquina de vivir.